atletismo y muchas más cosas

atletismo y muchas más cosas

sábado, 19 de noviembre de 2016

Atapuerca, el Cross con mayúsculas

Por fin llego noviembre y con ello se abre oficialmente la temporada de cross en mi tierra. Sí, Atapuerca es sin duda ya el mejor cross del mundo y yo tengo la suerte de tenerlo al lado de casa. Este año a diferencia de otros, que estaba trabajando en mi Madrid, he podido participar en todas las actividades paralelas organizadas al calor del cross, de lo cual estoy súper agradecida.

Por un lado he visitado los colegios de Burgos, presentando a los pequeños el cross. Contándoles un poco de su historia y contestando todas las curiosidades que me planteaban. Han sido veinticinco colegios y dos intensas semanas pero muy satisfactorias. Llegar a las clases y ver cómo te recibían los niños expectantes y con mucho entusiasmo, no tiene precio. Tras las visitas, "labor de despacho": recogida de inscripciones, registro en la secretaría, entrega de los dorsales... Y como "colofón" llegó la semana de la presentación. Primero el martes cita con los medios de comunicación en la Diputación compartiendo mesa con el presidente César Rico y Raquel Torrientes, alcaldesa de Atapuerca y representantes de las principales entidades colaboradoras. El jueves un ratito en Radio Castilla - Cadena SER con Carmelo de la Fuente y en compañía de Miguel de los Mozos, el principal responsable de este magnífico cross. El viernes cambio de medio. Tocó pasar por el plató de televisión de la La8 Burgos y finalmente cerramos la semana con la gala de presentación del sábado en el Museo de la Evolución, con los atletas más destacados, tanto internacionales como nacionales; brillantemente dirigida por dos periodistas locales muy grandes: Sergio Corral y Rocío Martínez.






Muchas emociones que terminan o empiezan con el 13 de noviembre en la campa del circuito permanente de Atapuerca. Nos levantamos pronto, rematamos los últimos detalles, recogimos a Laura y arrancamos para el centro de recepción de visitantes que es el punto de coordinación y secretaría y es un hervidero de gente. Como siempre un montón de reencuentros con atletas y gente de toda España. Nos juntamos "las pampineras" al recoger el dorsal y de ahí nos encaminamos a la carpa de Villasana de Mena, con nuestro amigo José Ubieta, para cambiarnos y empezar a calentar. La verdad que se nos pasó el rato sin enterarnos, ¡echaba de menos estos momentos de equipo!



Aless, Gema, Ana, Sonia, Lucia y yo vestidas con nuestro "azul Seoane Pampin"... Bueno y mi Laurita, todas a cámara de llamadas y preparadas para correr. Temperatura ideal: sin demasiado aire para lo que podría hacer en Burgos (que es de agradecer) y aunque estaba nublado libramos de la lluvia. Mi carrera fue muy positiva. Las sensaciones en carrera fueron geniales, aunque después de terminar y viendo los vídeos y fotos, sí que es cierto que me quedo con la espinita de quizás de haber apretado un poco más. Exactamente hubo un punto en el que quizás tenía que haber ido más adelante en carrera, pero no lo hice. Quitando la primera vuelta, que aunque rápida fue bastante "sucia" (bastante encerrada y nada cómoda), el resto de vueltas fui de menos a más. Iniciada la segunda vuelta tiré para adelante con cierta facilidad, cogiendo gente y ganando puestos. Llegué a los últimos kilómetros "pisando los talones" a un grupo de ocho atletas que finalmente me sacaron 5" y te quedas pensando "con 300m más las habría cogido e incluso pasado a alguna"... pero bueno, es lo que hay. Toca seguir aprendiendo y que no me vuelvan a decir en meta "Jime, has llegado entera, no hay ninguna que haya entrado tan fresca como tú". Bonitas palabras pero para mí un poco agridulces.



Como dije en una de las entrevistas, Atapuerca es un cross que para algunos atletas las vueltas les pasan factura, porque es muy temprano en la temporada y no todos están en plena forma. Pero en mi caso esté o no bien hay tanta gente animándome que te hacen ir más rápido cada vuelta. Mi compi Ana lo comentó en el grupo de que tenemos: "a Jime la animaban cada 2m en el circuito, ¡ha sido una pasada!". Así que yo muy orgullosa y agradecida por ello, pero especialmente los que me hacían ir más rápido cada vuelta eran mis padres, mi hermano, Hilda, Rubén y Adri, Manolo, Jorge, Luís, las chiquis Ana, Paula, Jimena y Nati, Pablo y David... Y en la distancia Álvaro, Jorge, Jesús, los jabatos y nuestro presi Fernando.



Puedo decir que este año ha sido mi mejor participación en el Cross de Atapuerca, y más con el nivel de participación de tan alto nivel, superior a otros años. Por mi parte un mordisco de un minuto y pico al tiempo de otros años y siendo la mejor burgalesa. Queda mucha temporada por delante, pero con este punto de partida creo que pueden llegar muchas cosas buenas... ¡Espero contároslas!




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada