atletismo y muchas más cosas

atletismo y muchas más cosas

jueves, 26 de enero de 2017

Itálica, debut y experiencia para recordar

Empezamos un año que pinta como poco feliz. Los resultados no sé si llegarán pero el camino está siendo genial. Pasadas unas Navidades muy ajetreadas, con victorias varias en las San Silvestres y las reuniones familiares y con amigos propias de las fechas; nos centramos de nuevo en entrenar, acumular kilómetros, desafiar al frío y currar. Pero sobre todo sumar sensaciones positivas y objetivos motivantes.

Y así nos plantamos el pasado día 14 en las ruinas romanas de Itálica, cerquita de esa maravilla de ciudad que es Sevilla. En la previa del cross internacional se celebraba la I edición del Campeonato de España de Relevos de Campo a través, toda una nueva experiencia para mi (y para tod@s por eso de ser la primera vez que se disputaba… jajjajja). Pero además para mi tenía sabor especial ya que nunca había corrido en Itálica.

Por parte de nuestro CD Seoane Pampín presentábamos un equipo más bien “fondista” por encima de “velocista”. Allí nos juntamos Paula, David, Alberto y yo para intentar dar el máximo rendimiento y hacer por alcanzar el mejor resultado posible. El sábado por la mañana tocó reconocimiento al circuito, con casi más intranquilidad que si tuviese que correr una media maratón. Esto era porque en carrera tan sólo hacíamos cada uno 2kms y a mí en esa distancia no me da tiempo ni a coger chispa… Una que es “más diésel que gasolina”… jejjejje! A comer bien temprano y para el circuito porque se corría a las 16:30. Una única pega en todo el fin de semana: a la hora de la competición por relevos había muy poca gente en el circuito. En comparación con lo que al día siguiente se vivió en el mismo escenario la comparación era inevitable. 



Yo realizaba la primera posta, como relevo portábamos una pulsera; y las estrategias y posición de los equipos eran libres y serían lo que diera emoción e incertidumbre al desarrollo de la carrera y la clasificación final. Por ejemplo, de salida sólo salíamos cinco chicas, mientras que el resto de equipos optaron por salir con chicos. Nosotras ya sabíamos que era una lucha entre nosotras en la primera posta y el objetivo era arañar los máximos segundos posibles. Salí todo lo rápida que pude, por delante de Margarita y Benguria que en teoría son más rápidas que yo… Pero efectivamente al llegar al final del primer kilómetro me pasaron y mi objetivo era claro: intentar mantener ritmo y posición y en la medida de lo posible recortar la diferencia en el tramo final. Llegué tercera de las chicas, entre 6-10 segundos de diferencia de Margarita y Benguria; y de ahí en adelante a animar al resto de compañeros durante el resto de carrera. Finalmente nos clasificamos sextos en el Campeonato; orgullosos y felices de poder contar que estuvimos en la primera edición de un campeonato nacional por relevos.

Lo bueno es que después teníamos un buen rato para poder ver Sevilla y bien que lo aprovechamos. Afortunadamente el viaje a Sevilla no se quedó sólo en el sábado. Por fin pude quitarme la espinita y estrenarme en el Cross Internacional. Fenomenal lista de salida con muchos nombres internacionales, pero para mí lo mejor fue poder compartirlo con todas mis compañeras de equipo. El domingo la temperatura era la ideal para mí, hasta calor diría yo. No echaba ni un poquito de menos el frío burgalés… jajjajja! Nos reunimos para desayunar y enseguida al circuito donde ya había un montón de público desde primera hora para las carreras de categorías menores. Ambiente espectacular, mucha animación a lo largo de toda la vuelta del circuito. Calentamos en tropel aprovechando a contarnos nuestras respectivas fiestas navideñas y carreras. 



Llamada a la cámara de llamadas, animada presentación del speaker y listas para correr. Salimos fuerte, aguanté a cola de grupo los dos primeros kms, pero luego me quedé rezagada y aunque no me sacaban demasiada distancia no llegaba a conectar. Aun así, poco a poco fui mejorando el ritmo en las dos últimas vueltas. Pasando a mi compañera Mayobre antes de finalizar la segunda vuelta, visualicé a Carretero delante y poco a poco fui a por ella, adelantándola a la altura del lago de la última vuelta. Por delante iba Marta Pérez, me centre en seguir la progresión y hacer por llegar a su altura. Logré alcanzarla ya en la última bajada y antes del giro a meta; pero en el sprint, donde ella como buena especialista de 1500 supo despegarse, y me apretó en la recta final ganándome el puesto.



Las sensaciones fueron geniales; eso sí, algo cargada del día anterior, pero muy contenta. En el viaje de regreso, en frío y con la cabeza despejada, repasando los tiempos y analizando que en la última vuelta fui 10 segundos más rápida creció más la satisfacción de seguir terminando fuerte, aunque hay que mejorar los primeros kilómetros.

El balance final, tanto deportivo como personal, es unánime: ¡un fin de semana genial!
Una inyección de energía positiva, porque aunque esta semana ha sido de las más duras de frío en Burgos, los entrenos han salido genial. Está claro que venir de una competición positiva ayuda un montón.



No hay comentarios:

Publicar un comentario